Soñar con Serpientes. Su Significado

Esto quiere decir, que después de soñar con serpientes es probable que a partir de un mes o dos empecemos a encontrarnos con gente tramposa, que nos miente, puede que suframos desengaños o incluso algún tipo de infidelidad.

No obstante, hay situaciones específicas en las que Soñar con serpientes puede acarrear precisamente todo lo contrario, es decir que se avecina una época de muy buena suerte.

Por otro lado, en función del tipo de serpiente con la que hayas soñado, las interpretaciones son algo diferentes.

Si al soñar con serpientes, despiertas y eres capaz de recordar el tipo de serpiente de tu sueño, podrás profundizar más en la interpretación de tu sueño.

Soñar con serpientes, en general supone un sueño muy desagradable para la mayoría de personas.

Soñar con serpientes por norma general, augura que van a acontecer una serie de sucesos negativos en nuestro entorno.

Las serpientes son unos animales que, a una gran mayoría de las personas, les producen sensaciones negativas, ya sea miedo, incomodidad, repulsión o incluso pánico.

¿Cuál es la interpretación de Soñar con Serpientes pequeñas?

Si las serpientes de tu sueño no tenían un tamaño grande, eran más bien pequeñas culebras, entonces Enhorabuena.

Porque soñar con serpientes pequeñas, es la excepción de la que hablábamos.

En este caso, es un buen presagio.

Quiere decir que va a sucedernos algo bueno.

Significa cambios positivos, seguridad personal y que tienes el control de las situaciones que se te vayan a presentar.

soñar-con-serpientes-pequeñas

Y ¿si acabamos de soñar con serpientes vivas?

Bien, si lo que recuerdas de tu sueño es que las serpientes estaban vivas y se enfrentaban a ti, la cosa no pinta muy bien.

Si la serpiente en tu sueño, solo te amenaza, pero no llegas a soñar que te muerde, puede que en breve vayas vivir un momento de peligro en tu vida, así que estate alerta.

Si al soñar con serpientes vivas, éstas te llegan a morder en el sueño, quiere decir que vas a sufrir o estás pasando ya, por un momento complicado, de mucha presión exterior, con personas dañinas en tu entorno, que te están haciendo la vida imposible.

¿Recuerdas el color de la serpiente de tu sueño?

Pues mira, soñar con serpientes negras puede tener una interpretación puede ser algo más compleja.

La interpretación dependerá de la actitud de la serpiente y de la tuya, en el momento de soñar con serpientes negras.

En general soñar con serpientes negras significa que se va a producir un cambio próximo en tu vida, que te puede generar cierta inquietud.

Pero este cambio no tiene por qué ser necesariamente malo.

Ahora bien, si recordamos que la serpiente nos miraba y que se quedaba quieta, quiere decir que es un momento lleno de dudas en nuestra vida y que no eres capaz de tomar ninguna decisión, lo que te está generando mucha ansiedad.

Pero si por el contrario, recuerdas que quién miraba fijamente a la serpiente negra eras tú, el presagio es muy positivo.

Significa fuerza personal y que se va a producir una mejora importante en nuestra vida.

soñar-con-serpientes

Si recuerdas soñar con una serpiente de color amarillo, genial, entonces es que estás viviendo una buena época y que seguirá así por un tiempo.

En definitiva, significa que vas a vivir una temporada de felicidad.

También puede llevar asociado un momento de mucha más actividad y cambios, pero que afrontarás cargado de energía y que se transformará en momentos muy felices de tu vida.

Tranquilo, esta variedad de sueño hará que puedas tener la seguridad de que estás pasando por un buen momento y el mismo seguirá siendo bueno.

En el caso de haber pasado una mala etapa en la vida, este sueño significará que tu interior se esforzará por conseguir retomar un buen ritmo en la vida y en consecuencia te estará mostrando que vivirás una época feliz.

Por otra parte, también puede significar que el subconsciente nos está preparando para vivir una etapa en nuestra vida llena de actividad.

Esto quiere decir que la serpiente no te debe dar miedo.

Si pones de tu parte, conseguirás superar la nueva etapa que se te presenta y conseguirás salir ileso y lleno de energía para el futuro.